Buscar este blog

11/6/16

Personajes del Antiguo Egipto: Injetep

A lo largo de la historia del Antiguo Egipto han existido multitud de personajes celebres. Solo unos pocos nombres han llegado a nosotros a través de los restos arqueológicos y uno de los más importantes es el de Injetep.



Injetep (Ἰμούθης imhotep para los griegos) era una persona con múltiples oficios y habilidades. Médico y arquitecto fueron las más conocidas y representativas de ellas. Como médico se convirtió en uno de los más alabados y todo un pionero en su época. Fue tan trascendente en esta faceta que se le llegó a divinizar en épocas posteriores y los griegos le asociaron con su dios Asklepios. Como arquitecto fue el responsable de la construcción de la primera pirámide jamás planteada: la pirámide escalonada de sakkara. Como sacerdote fue el sumo sacerdote de Iunu, la ciudad más importante de su época que rendía culto a Ra. Fue también visir del rey. Sus logros son indudables, pero conozcamos un poco más al hombre que cambió la sociedad egipcia de su tiempo.




La verdadera importancia y relevancia de Injetep llega especialmente a través de la medicina. A pesar de que el de médico no es un titulo que nos haya llegado por inscripciones, su influencia fue tan decisiva en el campo de la medicina que no podemos no comenzar por este aspecto. Fue el autor del papiro Edwin Smith en el que se detallan curaciones, dolencias y observaciones anatómicas. En el texto recomienda diversos tratamientos a través de opiáceos como anestésicos. Describe el proceso en detalle de heridas, lesiones así como su tratamiento. El texto fue tan decisivo en la cultura egipcia que fue utilizado y ampliado por diversos médicos a lo largo de los años.



Como arquitecto no tuvo una importancia menor ya que fue el autor del complejo funerario de Sakkara presidido por la primera pirámide escalonada del mundo. La construcción de la pirámide fue un gran problema que Injetep supo resolver de manera extraordinaria. El rey quería una tumba más grandiosa que las que se hacían por aquella época y la construcción de una tumba de forma piramidal presentaba no pocos problemas de estructura. Injetep resolvió estos problemas mediante la colocación de bloques de diferentes tamaños unos encima de otros dando la imagen de escalones que podemos ver en la actualidad. Se realizaron varias modificaciones durante la construcción para poder soportar el peso total. La pirámide no fue su único quebradero de cabeza pues tuvo que encargarse también de todo el complejo funerario.

Una vez muerto y pasado mucho tiempo Injetep fue divinizado. Se le consideró un neter (dios) de la medicina y se le representaba sentado, como a los escribas, con un papiro sobre sus rodillas. En época del Imperio Nuevo fue asimilado como patrón de los escribas y con la helenización de Egipto se le asoció al dios Asklepios.




Lamentablemente el cine se ha encargado de darnos una imagen muy distinta de tan gran hombre y películas como La momia (1999) han utilizado su nombre y su figura para personificar todo lo contrario a lo que representaba. Sin lugar a dudas se trató de uno de las figuras más importantes no solo del Antiguo Egipto, sino de la historia en general.


Publicar un comentario