Buscar este blog

20/8/16

Excursión en Egipto: Menfis, Sakkara y Dashur

Hoy comenzamos una nueva serie de entradas cuyo objetivo es informar y orientar a todos aquellos que van a viajar a Egipto. El objetivo es mostrar los principales puntos de interés y las excursiones básicas y opcionales de cualquier paquete turístico para hacerse una idea de lo que nos vamos a encontrar en el país o planificar mejor nuestras vacaciones y tiempo libre allí. Hoy vamos a empezar con una excursión que suele ser opcional y que recomiendo hacer por libre, la excursión a Menfis, Sakkara y Dashur.



Momento ideal para la realización de la excursión: Un día libre que tengamos en nuestra estancia en El Cairo.




Momento del día para realizarla: Por la mañana o justo después de comer.

Tiempo requerido: Al menos 4 horas

La excursión propuesta hoy recomiendo realizarla por libre por varios motivos. Si la contratamos con un guía de la agencia con la que vayamos vamos a encontrar dos inconvenientes: Por un lado va a resultar muy cara ya que nos cobrarán una cantidad mucho más elevada que si fuésemos por libre, por otro lado vamos a ver muchas menos cosas porque los guías se saltan partes del recorrido o no pasan por Dashur.



Si nos atrevemos a ir por libre (¿por qué no hacerlo?, no hay ningún peligro e iremos a nuestro aire) tenemos que buscar un taxista que nos lleve durante todo el recorrido. Lo mejor es tantear a varios y regatear el precio por la excursión completa de antemano. Lo que nos interesa es que el guía nos lleve a cada punto del recorrido, nos espere el tiempo que dure la visita y nos lleve hasta el siguiente punto. Cuando hayamos acabado nos devolverá al hotel. En este sentido recomiendo no detenerse a comer en algún restaurante durante la excursión ya que supondrá que el taxista tenga que esperar más tiempo y nos restará tiempo de visita. En mi opinión, es un día ideal para llevar algo de comida para almorzar durante las visitas o el trayecto. Si decidimos realizar la excursión por la tarde lo mejor es hacerlo justo después de comer.

Si tenéis la excursión de las pirámides de Giza en vuestro paquete (seguramente sí, todos los operadores la incluyen) lo mejor sería realizar la excursión después o bien comiendo antes en un restaurante local o bien llevando algo para comer por el camino. Tendremos que comprar las entradas por nuestra cuenta, pero esto no supone ningún inconveniente pues el mismo taxista te podrá indicar dónde se compran.

La primera parada de nuestra excursión será en el museo de Mit Rahina (nombre actual para Menfis). Se encuentra a unos 25 kilómetros de las pirámides de Giza por lo que si hemos empezado la excursión por ahí o nuestro hotel está en la zona tardaremos menos tiempo en llegar (unos 30-40 minutos) mientras que si nuestro hotel está por el centro tendremos que sumar una media hora adicional. El museo es pequeño y se encuentra al aire libre, pero merece mucho la pena la visita, sobre todo porque pilla de camino al resto de lugares de interés.



Podemos ver diversas estatuas y elementos identificados todos por carteles (en inglés) de lo que estamos viendo, pero la mayor atracción del museo es una gigantesca estatua de Ramses II que se encuentra en un edificio anexo al museo. Podemos ver la estatua desde la planta baja o subir un piso para contemplarla desde arriba. Indicar que la estatua se encuentra tumbada no de pié por lo que se puede todavía mejor.

Una vez acabada la visita (no nos llevará mucho más de 30 minutos dependiendo de lo meticulosos que seamos) nos dirigiremos al recinto funerario de Sakkara. Desde nuestra ubicación actual lleva aproximadamente 15 minutos pues se encuentra a poco más de 5 kilómetros.



Si fuésemos con guía veríamos un poco el complejo exterior, la pirámide escalonada y terminaríamos la visita. Por nuestra cuenta recomiendo ver todo el complejo tranquilamente, la pirámide y luego dirigirse a un par de puntos de mucho interés que los guías obvian.



La entrada se compra en un pequeño centro de visitantes. Al lado del mismo hay un museo, el museo de Imhotep. La entrada es única y vale tanto para el recinto como para el museo. Recomiendo verlo después de la pirámide, pero eso ya es decisión de cada uno. Una vez recorrido todo el recinto y visto el museo (es pequeño, pero cuenta con objetos muy interesantes encontrados en la necrópolis) nos podemos encaminar a las tumbas y pequeñas pirámides que se encuentran a la derecha de la pirámide principal. Es otro punto al que los guías no te llevan y merece mucho la pena.



Una vez visto todo nos dirigiremos en el taxi a Dashur que está a 10 kilómetros del complejo de Sakkara. Allí tenemos la pirámide roja. En esta pirámide se puede entrar aunque antes hay que subir 125 escalones para llegar a la entrada. Merece totalmente la pena tanto por la experiencia como por la vista que tenemos de todo desde allí. Para entrar a la pirámide hay que bajar una serie de escalones durante 63 metros. Debemos ir encorvados (si somos altos) para no darnos con el techo.




Tras esta experiencia podemos pasear por los alrededores donde hay restos de otras pirámides aunque ninguna en que se pueda entrar. Una vez terminemos podemos volver al hotel o a El Cairo.



Publicar un comentario